Vuelco en la causa Nisman: vuelve a manos de la jueza Palmaghini

Así lo dispuso la Cámara que rechazó el pedido de la magistrada para que sea el fuero federal el que investigue la muerte del fiscal de la UFI-AMI.


Después de 107 días de declararse incompetente en la causa por la muerte de Alberto Nisman, la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, deberá retomar la investigación. Así lo resolvió la Cámara de Casación porteña.

El tribunal hizo lugar a un pedido de la defensa del asesor informático Diego Lagomarsino y le quitó la investigación al juez federal Julián Ercolini, para regresársela a la jueza de instrucción ordinaria.

El pasado 1° de marzo, Palmaghini se había declarado incompetente para seguir investigando la muerte de Nisman. Fue después de la maratónica declaración del exdirector de Operaciones de la exSIDE, Antonio Stiuso. Además, había denunció a la exfiscal Viviana Fein.

En su testimonial en febrero, Stiuso insistió que el 17 de febrero del año pasado cuando estuvo ante Fein le dijo que creía que a fiscal de UFI-AMIA lo habían matado pero la fiscal no puso la respuesta en el acta. 

"En esa oportunidad, al ser interrogado sobre si relacionaba la muerte de Nisman con su rol funcional había respondido que sí y que no había quedado asentada la respuesta”, confirmó la Jueza en la resolución a la que accedió TN.com.ar. 

LOS CRUCES DE LAGOMARSINO CON LA QUERELLA

Ayer, la defensa de Lagomarsino pidió ante la Cámara de Casación que la causa vuelva a la Justicia ordinaria, pero la querella que representa a la madre del extitular de la UFI-AMIA insistió con que el asesor informático "quiere su impunidad".

Al confrontar ante el tribunal que debe resolver, en definitiva, qué juez continuará con la investigación, el abogado querellante Pablo Lanusse reclamó que la apelación contra el pase a la justicia federal sea declarada "desierta" porque la defensa de Lagomarsino busca su "impunidad" y que "no se investigue su real participación en el asesinato de Nisman".

Pero los abogados de Lagomarsino, Gabriel Palmeiro y Martín Chasco, sostuvieron que el informático tiene derecho a ser juzgado en un "plazo razonable" y la causa lleva ya 15 meses de investigación por planteos dilatorios que formularon los propios querellantes.

Además, indicó que desde que la causa pasó al fuero federal, a manos del juez Julián Ercolini, "no se hizo ninguna medida de prueba, sólo digitalizó la causa para buscar palabras y poder hacer una lectura más rápida".

El tribunal que decidió la marcha atrás está integrado por los jueces Mario Magariños, Daniel Morín y María Laura Garrigós de Rébori. En la audiencia de ayer estuvieron la exmujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, por una querella, y la madre y hermana del fiscal, Sara Garfunkel y Sandra Nisman, por la otra. Las tres conversaron por algunos momentos antes del inicio de la audiencia.
Share on Google Plus

About Noticias Virales