Este es el índice de las series más "maratoneadas"

Netflix hizo el primer relevamiento para medir el consumo de sus usuarios. Conocé cuáles son los programas "saboreados" y los "devorados".


Llega el fin de semana. Hace frío. No da para salir a ningún lado. Te sentás en el sillón. Prendés la tele. Ponés la serie de la semana. Te enganchás. Capítulo tras capítulo. Así, hasta altas horas de la madrugada. Esta es un poco la relación personal que tenemos hoy con las historias contadas en episodios. Por eso, Netflix, la mayor compañía de streaming del mundo, difundió un índice en el que muestra cuáles son las más "maratoneadas".

El listado se hizo en base a dos conceptos fundamentales: hay series que son "saboreadas" y otras que son "devoradas". Queda claro que las primeras son las que se ven de a poco y las segundas son las que se consumen de un saque, casi en forma adictiva.

El estudio de consumo fue hecho a nivel mundial. Se eligieron más de 100 series en 190 países con resultados dispares sobre el tipo de género que se prefiere, pero con un dato englobador: los miembros que se concentran en terminar una temporada ven dos horas por día hasta finalizarla.


En la Argentina, el comportamiento que se da es diferente al del resto del mundo. De acuerdo a la web, los usuarios de acá "saborean" más tiempo los programas: tardan 7 días en ver una temporada completa, mientras que en otros países demoran 6 días. Los que más se ven de esta manera son Sense8, The Following y Breaking Bad. Rompe el récord Better Call Saul, el más "saboreado". 

En otras partes del planeta, quienes usan esa plataforma "devoran" títulos como Orange Is the New Black y The Walking Dead, mientras que saborean producciones como House of Cards, Narcos, Bloodline y Mad Men. "La forma de ver series va de un extremo al otro, de la emotividad a la inteligencia. Además ahora hay libertad de elegir cuándo y cómo hacer los maratones, más allá del ánimo que tengas o la ocasión en la que estés", sostuvo Cindy Holland, vicepresidenta de contenidos originales de Netflix.

La conclusión es que las historias de acción son consumidas con mucha más velocidad que los dramas inteligentes. Así, los shows que tengan mucho terror y suspenso y las comedias dramáticas son propensas a ser "devoradas" por encima de la complejidad que tienen las tramas dramáticas o de época, que necesitan más tiempo para procesar su argumento.
Share on Google Plus

About Noticias Virales