Macri y su relación con la Justicia

Altas fuentes del Gobierno explican cómo es el vínculo entre la Rosada y Comodoro Py.



Una de las preocupaciones, secundarias por cierto -luego de la desocupación, el aumento de tarifas y la inseguridad- que tiene el gobierno de Mauricio Macri es la relación con la Justicia, y en especial con los jueces, camaristas y fiscales federales.

En los doce juzgados federales de la Capital- ubicados en la avenida Comodoro Py 2002- se dirimen los casos donde están involucrados funcionarios públicos del actual, del anterior y de todos los gobiernos. En uno de esos juzgados fue procesada Cristina Fernández de Kirchner por el caso de dólar futuro. En otro, fue imputado el presidente Mauricio Macri por los denominados Panamá Papers. Cerca de Macri aseguran que cambió una forma de relacionarse con la justicia federal: "Se acabaron los operadores que conseguían que se firmaran decisiones a cambio de dinero", explican.

Admiten, sin embargo, que hay diálogo con los jueces sobre la base de "mantener distancia y dejarlos hacer". Desde varios sectores políticos, incluso desde dentro de "Cambiemos" se critica la relación del presidente de Boca Daniel Angelici, con algunos integrantes de la Justicia federal. "No es un operador como los que se conocieron antes. Cuando plantea algún asunto institucional, Angelici habla en nombre de Macri. Pero el resto del tiempo los encuentros que tiene con los jueces forman parte de su vida social y de relaciones preexistentes al 10 de diciembre de 2015", señalan en el Gobierno.

"NO HAY PACTO DE IMPUNIDAD, EL QUE LAS HACE LAS PAGA", PROMETEN EN EL GOBIERNO

La salida de Norberto Oyarbide, el juez de primera instancia que más complicó a Macri en Comodoro Py, fue obra de Angelici. Aseguran en Tribunales que eso fue producto de que el presidente de Boca tenía una relación con el ex juez, incluso había logrado llevarlo a la Bombonera para que alentara al equipo de sus amores. Y agregan -por lo menos las fuentes judiciales consultadas por Infobae- que aquella fue la última vez que Angelici, que maneja buena parte de la justicia porteña, pidió algo en nombre de Macri.

No hay dudas acerca de que Angelici está entre los que opinan cerca de Macri a la hora de tomar decisiones en la Justicia. Allí se suman el ministro de Justicia, Germán Garavano; el radical Ernesto Sanz; Pablo Clusellas; Fabián "Pepín" Rodríguez Simón y, a veces, talla Elisa Carrió. No es compatible, explican en la Rosada, la presencia de Carrió y Angelici en una misma reunión.

"No queremos nada", dicen en el Gobierno que fue la respuesta a la pregunta que hicieron llegar algunos jueces a lo más alto del poder, acostumbrados a otra forma de relacionarse políticamente con el kirchnerismo.

"No hay pacto de impunidad, el que las hace las paga y no vamos a pisar el freno para que las causas se detengan", señalan en los despachos más cercanos a Macri. Es la idea que marca la relación con la Justicia. Y se aplica -dicen- para propios y ajenos.

EL MACRISMO ASEGURA QUE ANGELICI "NO ES UN OPERADOR COMO LOS QUE SE CONOCIERON ANTES"

Desde hace unos días el nombre del primo de Macri, Ángelo Calcaterra -dueño de la empresa IECSA, beneficiaria de obra pública en las últimas décadas- fue incluido en dos expedientes judiciales en los que se investigan casos de corrupción.

Primero fue Lázaro Báez, en la causa conocida como "La Ruta del dinero K" quien lo nombró. Porque Báez -preso en la cárcel de Ezeiza- y Calcaterra formaron una Unión Transitoria de Empresas (UTE) para presentarse a la licitación de una represa: perdieron. En otro caso de corrupción, otro imputado también nombró a Calcaterra. El ex ministro de Planificación y actual diputado nacional por el kirchnerismo, Julio De Vido, tiene que declarar en la causa por la compra de trenes en mal estado por la que está detenido Ricardo Jaime.

El ex ministro, en un pedido de postergación de indagatoria, señaló que Jaime tenía amplia autonomía y no recibía instrucciones desde su ministerio a pesar de que dependía de Planificación. Lo hizo para deslindar responsabilidades sobre la millonaria compra de los trenes. Para ilustrar qué tan independiente de su ministerio era Jaime, eligió detallar los pasos administrativos que dio la Secretaría de Transporte para pre adjudicar una licitación. Y eligió -al azar, entre cientos de licitaciones- el proceso de licitación del tren bala (anunciado y nunca concretado) donde la empresa IECSA integraba el consorcio ganador.

LOS ALLEGADOS A MACRI NO CONSIDERAN QUE SEA UNA BUENA IDEA QUE ÁNGELO CALCATERRA VENDA SU EMPRESA

"Quieren tapar el elefante de la corrupción de la obra pública de Báez llenando la calle Florida de elefantes". La frase, surgida en cercanías del presidente, explica lo que consideran un intento del kirchnerismo por meter en expedientes a la familia de Macri.

Calcaterra anunció que vendía su empresa para no tener problemas judiciales (negociaciones incompatibles con la función pública) durante el gobierno de Macri: "No es una buena idea -dicen en la Rosada- es una empresa con historia, no empezó ayer. Si la empresa del Calcaterra ganara seis de cada diez licitaciones habría oscuridad y arreglo, pero si gana una de diez y con un proceso transparente, no debería haber problemas".

Para ocupar la vacante que dejó Oyarbide en la Justicia federal, el Gobierno va a intentar que "se llame a concurso lo más rápido posible". Si bien no se habla -alrededor de Macri- con nombre y apellido de jueces a los que quieren invitar a abandonar sus cargos (como hicieron con Oyarbide), se pide una renovación generacional en todos los ámbitos: "Tienen que cambiar los sindicalistas, los dirigentes partidarios, los empresarios, los periodistas y también los jueces".


Share on Google Plus

About Noticias Virales