Lázaro Báez negó ser el dueño de Helvetic, la empresa que controlaba "La Rosadita"

El empresario vinculado con el kirchnerismo presentó un escrito ante el juez Casanello.



Treinta y cinco minutos después de las 8, Lázaro Báez llegó (otra vez) a Comodoro Py. A diferencia de la última oportunidad, el celoso operativo de seguridad que lo escoltó desde el penal de Ezeiza, en donde está detenido, le dio pocos segundos de margen a los reporteros gráficos para que capturaran su imagen.

Más de dos horas después y esposado, el acusado subió al despacho del magistrado, en donde presentó un escrito y negó ser el titular de Helvetic Services Group, la empresa que le compró a Federico Elaskar la financiera SGI, más conocida como "La Rosadita".

El empresario vinculado al kirchnerismo fue convocado por el juez federal Sebastián Casanello para que ejerza su derecho de defensa en la causa conocida como la "ruta del dinero". En ese expediente investigan una red vinculada a lavar dinero, probablemente proveniente de fondos públicos destinado a obras.

La visita de Báez a Casanello surge luego de que el fiscal del caso, Guillermo Marijuan, realizara un megaoperativo en el sur para tasar y conocer los inmuebles que el dueño de Austral Construcciones y su familia poseen bajo su dominio.


En medio de especulaciones sobre lo que pueda decir en su indagatoria luego de que el valijero y arrepentido Leonardo Fariña le recomendara públicamente al empresario que hable, ayer la Cámara Federal de Casación Penal rechazó un recurso extraordinario que había presentado la defensa de Báez para insistir en su excarcelación.

El tiempo que Báez pasó en prisión "no luce irrazonable", en función "del delito que se le imputa (lavado de activos, previsto en el art. 303 del C.P.)", dijeron los jueces Mariano Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani, de la Sala IV de Casación.

El fallo también remarcó que los delitos investigados se habrían llevado a cabo "al amparo de las estructuras de poder en torno al Estado", y resaltaron "las sospechas de actuación irregular por parte de funcionarios de la DGI, la PROCELAC y la Policía de Seguridad Aeroportuaria".

El pasado 18 de abril, Casanello procesó con prisión preventiva a Báez y a su contador, Daniel Pérez Gadín, y dictó procesamientos para el resto de los imputados: los hijos de ambos, Martin Báez y Sebastian Pérez Gadín, el asesor Fabián Rossi, el presidente de la SGI (La Rosadita) César Fernández y el titular de Top Air, Walter Zanzot.
Share on Google Plus

About Noticias Virales